info@dastatu.com

Alubia negra tolosana kg.

Alubia negra de la variedad Tolosana, la perla negra

Doble click en la imagen para abrir/cerrar

Alejar
Acercar
Más vistas
  • Alubia negra de la variedad Tolosana, la perla negra

Disponibilidad: En existencia

Precio regular: € 16,00

Precio especial: € 14,25

Alubia negra Tolosana, de la temporada de 2016

Procedente de diferentes baserritarras de Tolosaldea que comercializan su producción directamente.

Uno de los mayores placeres, es cuando te juntas con tus amigos o familia y tienes una alubiada con sus sacramentos, (morcilla de Beasain, tocino fresco, guindillas de Ibarra y berza) que la acompañen.

Su color va morado muy oscuro  a casi negro), grano ovalado con puntito blanco (el punto blanco se forma de la unión a la unión a la vaina) y el tamaño es entre 1 y 1,5cm de longitud, destacan por su exquisito sabor, único de esta variedad oscura, también llamada "perla negra"

Información adicional Alubia negra tolosana kg.

Provincia de procedencia Gipuzkoa
Comarca de procedencia Tolosaldea
Población de procedencia Comarca
Productor Productores locales
Peso 1 kg.

Detalles

Receta tradicional de la Alubias para 4 personas:

1/2 kg. de alubias
1 chorretón de aceite de oliva
Sal
2 l. de agua

En una cazuela con agua fría y un poco de aceite de oliva introducimos las alubias.
Ponemos la cazuela a fuego fuerte, y cuando rompa a hervir lo bajamos al mínimo.

Mantenemos la coción a fuego lento durante 2 o 3 horas, cuidando de que no se quede sin agua la cocción, si es necesario se va añadiendo más agua.
No remover con cuchara las alubias durante la cocción para que no se rompan, movemos la cazuela solamente.
Cuando veamos que las alubias están a medio terminar de su cocción, añadimos sal a gusto, nunca antes, porque la sal hace que las alubias revienten.

Antes de servir, dejar reposar las alubias unas horas, para que el caldo vaya espesándose, y si los hacemos el día anterior, mas espeso será el caldo.

Los sacramentos los haremos cada cosa independientemente, para que no se mezclen los sabores de cada ingrediente, servimos en un recipiente aparte todos los sacramentos, para que cada uno vaya cogiendo a su gusto.