info@dastatu.com

11 consejos para comprar cestas de navidad

There have been 0 comments



Regalar una cesta de Navidad es la mejor de las formas de agradecer a alguien por el buen trabajo desempeñado durante todo el año, fidelizar algunos clientes o decir algo a alguien importante. También puede servir para compartir en familia en unas fechas tan señaladas.

Con el paso del tiempo, la compra de lotes de Navidad han ido evolucionando y adaptándose a los tiempos, siendo uno de los productos estrella de cada año. En la actualidad encontramos una gran variedad de modelos y propuestas para regalar donde siguen primando los artículos pensados para compartir en familia en estas fechas tan señaladas.

11 consejos para comprar cestas de navidadQuizás lo más difícil sea saber escoger, seleccionar entre los diferentes modelos que existen y elegir los mejores productos para cada una de ellas.

Vamos a intentar ayudarte en esta difícil labor ofreciendo una serie de consejos que harán mucho más fácil este trabajo de comprar un lote o una cesta de navidad. En tan solo once pasos podrás descubrir cuáles son las mejores fórmulas para elegir entre la amplia variedad que existen en el mercado.

 

No dejes que los medios te distraigan


A la hora de comprar una cesta navideña es bueno tener las ideas claras. La publicidad hoy en día nos inunda con productos a buen precio que nos prometen una calidad igual o superior a los productos tradicionales o de gourmet. Nada más lejos de la realidad.

Un buen producto se vende sin necesidad de realizar campañas publicitarias de gran calado. A veces acertar con una buena cesta de Navidad es tan sencillo como saber escoger entre los mejores productos.

Por eso no te dejes llevar por la publicidad, sigue tu propio instinto y compra siempre calidad.

 

Tómate un tiempo para pensar en la persona a la que le estás comprando el regalo


Tanto si la cesta o el lote de Navidad es para uno o varios clientes, como si estás pensando en alguien especial, es bueno que pares un momento y recapacites.

Piensa en aquello que les gusta, aquellos productos con los que no puedes fallar. Conocer a la persona o elegir entre productos que estén relacionados con la labor de tu empresa siempre es un valor seguro.

Si bien es verdad que la mayor parte de las cestas navideñas cuentan con una serie de productos estrella, es bueno que sepas elegir entre aquellos con los que sabes que no podrás fallar. Piensa, escoge bien y acertarás.

 

Es importante que seas previsor


Ya sabes que el refranero está lleno de fraseología que apuesta por hacer las cosas con tiempo. Tanto años de historia deben tener razón.

En los meses previos a las campañas navideñas el precio de ciertos productos crece como la espuma mientras que muchos otros desaparecen de las estanterías de los principales supermercados y tiendas especializadas. Por eso realizar estos encargos con cierto tiempo puede ser la mejor manera de ahorrar algo de dinero y también de encontrar con mayor facilidad esos artículos que vuelan.

Tu cesta puede ser mucho más completa, original y única y además con un precio más razonable si actúas a tiempo; no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy.

 

Lo más importante a la hora de regalar cestas de Navidad no es siempre el precio


Muchas veces al comprar cestas de navidad nos dejamos llevar por las ofertas y los precios más bajos sin tener en cuenta que a la larga una buena inversión siempre nos reportará beneficios a largo plazo.

En cualquier situación que se precie, regalar una cesta es una oportunidad de agradecer a alguien su fidelidad o mostrar nuestro aprecio por una persona en concreto. Por tanto, el precio no puede ser lo más importante, todo lo contrario. Un detalle de calidad es siempre una forma única de mostrarnos ante los demás.

Un buen lote de productos para regalar puede decir mucho de nosotros, por eso, escoge con cabeza y no pienses en el precio, piensa en los potenciales beneficios o en la cara de felicidad de la persona o personas a las que vas a obsequiar.

 

La composición de las cestas


En los tiempos que corren es difícil sorprender solo con una buena selección de artículos.

Una idea que siempre funciona es la de realizar un buen maridaje de productos, es decir, escoger una serie de artículos que casen bien entre sí.

Buenos vinos con excelentes productos de la tierra son siempre una opción perfecta. La gastronomía es muy amplia y está llena de productos de primer nivel, por lo que realizar un buen maridaje es sencillo y muy efectivo.

Además, es bueno que observemos cómo están distribuidos los productos dentro de la propia cesta.

Ya sabes que la primera impresión es la que cuenta, por eso colocar cada uno de los artículos de forma atractiva es siempre un síntoma de buen gusto y saber hacer.

Colores, formas o procedencia del producto son una buena forma de distribución, pero también es importante saber escoger un buen soporte para la propia cesta, elegir un modelo que represente bien los artículos que queremos introducir.

Cestas rústicas para productos tradicionales y de la tierra y cestas más modernas para todos los nuevos productos, esa es la clave.

Acertar es tan fácil como tener las ideas claras y dejarse asesorar por los mejores diseñadores de cestas navideñas.

 

Cestas navideñas para empresas


Regalar cestas y lotes de Navidad es siempre una buena opción para las empresas.

Con ellas podemos agradecer y además fidelizar a nuestros clientes u obsequiar a nuestros empleados por un trabajo bien hecho durante el año.

Un trabajador contento y comprometido produce mucho mejor y con una mayor eficiencia.

Un cliente contento y agradecido con un obsequio en estas fechas puede ser un buen comprador para siempre.

Una buena inversión en una cesta de calidad que nos puede reportar beneficios a largo plazo y un ambiente de trabajo mucho mejor. No escatimes, regala lo mejor y muestra a todos de qué pasta estás hecho.

 

Cestas navideñas para amigos y familiares


Estos días son fechas de pasar en familia y disfrutar de los amigos y los seres queridos.

Una buena forma de agradecer a alguien su apoyo, de mostrar nuestro aprecio es regalar una cesta en Navidad. La familia y los amigos son sin duda lo más valioso que tenemos y una cesta es uno de los mejores regalos de Navidad que podemos hacer.

Piensa en tus seres queridos y en la gente que te apoya cada día, escoge bien cómo rellenar el lote con los productos que seguro le conquistarán y queda como un auténtico rey.

 

Cestas Navideñas para sortear


Sortear cestas de navidad es también una buena forma de publicitarse entre los clientes a través de algún tipo de sorteo.

Además es una buena fórmula para ganar algo de dinero en las ventas, ya que este tipo de juegos suelen funcionar muy bien.

Una cesta en tu establecimiento llama a la Navidad y con ello al mayor consumo que solemos vivir en estos días.

 

Cestas para compartir con la familia


Las Navidades son fechas para estar en familia. Las cenas y comidas se multiplican y los encargos y las compras crecen mucho.

Una fórmula para hacer más fácil estos días es comprar una cesta o un lote de productos navideños para poder compartir con tus seres más queridos y ahorrar tiempo en las compras para poder disfrutar de más tiempo con ellos.

 

Adjuntar una nota en el regalo


Ser original no cuesta nada y puede marcar la diferencia entre una cesta común y una única.

Pensar en buenos deseos o en una frase que nos traiga buenos recuerdos o donde se premie la fidelidad es una opción que siempre triunfa.

Una frase de agradecimiento puede hacer que el regalo que ofrecemos se convierta en algo diferente y único con el que conquistar a las personas a las que queremos obsequiar. Una buena frase puede hacer que nuestro obsequio triunfe solo.

 

Ideas para reutilizar y reciclar nuestra cesta navideña


Una buena cesta puede servir además en nuestro día a día para la decoración o darle una segunda vida tras las fiestas.

Si la cesta es de madera o mimbre, puede ser reutilizada como caja para almacenar o si eres un manitas para colocar plantas y decorar la casa de una forma diferente.

Los maceteros verticales son una forma muy original para reutilizar las cestas, y también quedarán perfectas si las usamos como muebles de terraza o también en la cocina para almacenar frutas y verduras.

Comprar una cesta navideña es una forma perfecta de obsequiar a alguien pero también de ofrecer unos regalos de Navidad que vayan más allá de las fiestas. Si regalas calidad triunfarás siempre, no lo olvides.

Y tú qué opinas, añadirías algún consejo más?





This post was posted in Noticias

Deja un comentario