Estas cifras dan una idea de la gravedad de la situación, según el sindicato UAGN que ha establecido conversaciones tanto a nivel autonómico como a nivel nacional, “buscando que CAPSA reconsidere su postura y retire su anuncio o, en cualquier caso, que retrase la fecha de fin de recogida hasta que los ganaderos afectados encuentren otras opciones de compra”.

UAGN, representada por Maria Ángeles Sarasibar, junto con los ganaderos afectados por esta decisión, mantuvieron ayer una reunión con el Director General de Agricultura y Ganadería, Ignacio Guembe, y con el Director de Ganadería, Miguel Angel Martínez, con el objetivo de buscar soluciones.
En otro orden de cosas, en la negociación de los módulos aplicables en esta campaña, UAGN solicitó al Gobierno de Navarra que el índice del rendimiento neto de la actividad ganadera de porcino de carne se fijara en el 0% para el IRPF del 2009, al igual que se consiguió en el ejercicio 2008, frente al 5,75% que ha fijado el departamento.