Aprende a ser un mejor cocinero del hogar con nuestros sencillos consejos para una cocina sana.

1. Obtén el equipo adecuado

El equipo esencial de nuestra cocina debe incluir sartenes, woks, sartenes para asar, cacerolas, ollas de cocción lenta y exprés, así como ensaladeras. Además de esas ollas, una cocina bien equipada debe tener una cacerola o dos y, al menos, dos tablas de cortar, una para la carne y el pescado y otra para todo lo demás. Lo ideal es que una tercera tabla para la fruta, para que no termine con sabor a ajo. Recomendamos el uso de las tablas de cortar grandes para preparar rápidamente los ingredientes. También es recomendable tener un conjunto de tazones, tazas y cucharas de medir.

2. Organiza tu espacio de trabajo

Crea un espacio de trabajo libre de desorden y bien iluminado de modo que quede espacio para tu tabla de cortar, los ingredientes y un plato o dos. Mantén los cuchillos cerca y coloca un cubo de basura y cubo de compostaje al alcance de la mano para que puedas echar las cáscaras de zanahoria, cebolla, pieles, etc.

3. Compra de forma inteligente

La mitad de la batalla para conseguir la cena en la mesa rápidamente es asegurarse que no tengas que ir al supermercado cada dos días. El mejor método es hacer un plan semanal de lo que vas a cocinar, consulta tus recetas y escribe una lista de compra detallada. Puedes hacer tu viaje a la tienda lo más rápido posible si organizas tu lista con antelación.

4. Utiliza el poder de las hierbas y especias

Las hierbas y especias son esenciales para darle sabor a la comida. Ellos nos permiten crear platos brillantes, aromáticos, vibrantes sin cargarlos de sal, azúcar, mantequilla o grasa. Así que mantén una matriz bien organizada de hierbas secas y especias, preferiblemente cerca de tu espacio de trabajo. Ten en cuenta que las hierbas y especias pierden potencia cuanto más tiempo estén en tus estantes. Después de que haber estado ahí un año o dos, cámbialos. Si tienes el espacio, planta un jardín de hierbas o un pequeño macetero que puedes tener en el interior de la casa.

5. Desarrolla un repertorio de recetas sin esfuerzo

Cuando se trata de redondear una comida, piensa en hacer una cocina fácil: pan crujiente, fideos de huevo o una simple ensalada verde. Siempre es inteligente añadir más verduras a tu comida, así que aprende algunas formas básicas de cocinar a través de nuestras diferentes recetas de Dastatu.