Al comenzar el verano podemos disfrutar de una deliciosa fruta que tiene muchas propiedades y beneficios para la salud: la cereza. Una fruta muy rica que prácticamente a todo el mundo le gusta y con la cual puedes realizar fantásticas recetas como un delicioso helado de cereza. Te invitamos a conocer estas diez razones para comer cerezas y así animarte a consumirla más.

Aptas para diabéticos

Las cerezas han estado desterradas de las dietas adelgazantes a lo largo de muchos años, se han clasificado junto al plátano, higos e uvas. Sin embargo, hoy en día la ciencia ha dictaminado que las cerezas no contienen tanto azúcar como se pensaba por lo que pueden ser consumidas perfectamente por una persona diabética, la clave está en la cantidad: se recomienda consumir alrededor de 100 gramos de ración de cerezas.


No te puerdas


Las Mejores Recetas de Internet

Disfruta, disfruta y disfruta,  comer bien es un placer!

Bajas en calorías

A pesar de la mala fama de cerezas se ha constatado que esta fruta no contiene más calorías que muchas otras frutas. 10 cerezas, es decir, un puñado de ellas representa 24 calorías, que no es nada si comparamos los beneficios que vamos a obtener al consumirlas.

Ricas en antioxidantes

Los antioxidantes nos ayudan a tener una piel cuidada y nutrida. Las cerezas se destacan por ser ricas en antioxidantes, que realizan una labor muy importante en el cuidado de la piel. Nos ayudan a mantener la dermis nutrida y tersa, al mismo tiempo que nos contrarrestan los efectos del envejecimiento prematuro y daños que nos producen los rayos del sol en la piel.

Efecto diurético

Las cerezas son un diurético natural. Sin embargo, hay que tener en cuenta que no todos necesitamos este efecto diurético y esta acción siempre debe estar recomendada por un especialista. Los efectos diuréticos se encuentran e los tallos de cereza, que se pueden tomar en polvo o infusión.

Mejoran el sueño

Si tienes problemas de insomnio y quieres tener un suelo reparador, nada mejor que un puñado de cerezas. Esta fruta contiene melatonina, triptófano y serotonina, los cuales, se relacionan con una mejora del sueño y una sensación de relajación.

Ideal para embarazadas

150 gramos de cerezas proporcionan alrededor de 50 microgramos de ácido fólico, el 10% de las necesidades vitamínicas diarias de una mujer embarazada. Puedes probar a hacer un batido o zumo de cerezas para ingerir estas propiedades de forma refrescante.

Auxiliar para hipertensos

El efecto secundario del consumo de fármacos comunes para el tratamiento de la hipertensión arterial es, la mayoría de las veces, una mayor eliminación de potasio, debido a su acción diurética. No consumir suficiente potasio provoca taquicardia, falta de apetito, sed y debilidad muscular. Las cerezas son una de las frutas que más potasio contiene.

Recuperación muscular

Los frutos rojos, entre los cuales se encuentran las cerezas, son ricas en antocianinas antioxidantes, por lo que son ideales para la recuperación muscular tras una sesión de deporte. Además, su consumo puede permitir una recuperación más rápida y mitigar el daño oxidativo en los músculos.