¿Quieres comprar de manera sostenible y, de esta manera, ser más respetuoso con el medio ambiente a la vez que ahorras dinero? Si es así, este artículo te interesa. Aquí te indicamos 8 tips para ser un consumidor ecológico y conocer que podemos ser compradores más sostenibles con poco esfuerzo.


No te puerdas


Las Mejores Recetas de Internet

Disfruta, disfruta y disfruta,  comer bien es un placer!

1. Evita el uso del coche

Sabemos que es cómodo ir de compras en coche, sin embargo, representa un alto impacto para el medio ambiente y, además, supone un gasto extra. En lugar de utilizar el coche, te aconsejamos ir a los establecimientos más cercanos, ya sea mediante el transporte público, caminando o en bicicleta. Si no tienes ninguna alternativa al automóvil, úsalo eficientemente, de esta manera ahorrarás un 25 % de combustible, además de su impacto ambiental.

2. Elige productos locales y de temporada

Los productos importados implican un transporte que daña a nuestro planeta (aumenta el CO2, la contaminación o se propagan especies invasoras). Los productos locales y de temporada son más frescos, más sabrosos y duraderos, pero, además, ayudan a ahorrar dinero, a fomentar la biodiversidad y los mercados locales.

3. Emplea bolsas reutilizables

El uso del plástico tiene un impacto notable en el medio ambiente. Utilizar bolsas reutilizables en lugar de bolsas de plástico de un solo uso tiene un beneficio importante para nuestro planeta.

4. Realiza una compra inteligente

La mayor parte del despilfarro económico y ambiental es debido a las compras por impulso, modas y/o por consumismo excesivo. Debemos procurar comprar productos que se aprovecharán y no terminen en la basura, sobre todo en caso de la comida. Según Naciones Unidas, actualmente se desperdicia una cuarta parte de los alimentos producidos para consumo humano (unos 1.300 millones de toneladas anuales) en el mundo. Para evitarlo, haz una lista de compra con los productos necesarios y congélalos si sobran.

5. Evita la compra de productos empaquetados en exceso

El exceso de empaquetado se convierte en residuo, evítalo comprando productos sin empaquetar de ser posible o compra a granel eligiendo solo lo que necesitas.

6. Escoge productos sostenibles

Si eliges productos sostenibles, ayudarás al medio ambiente. Para asegurarte de que eliges dichos productos, fíjate en las etiquetas, estas te ayudarán a elegir los más amigables con el planeta. En este sentido, fíjate en: símbolos de reciclaje, certificados energéticos, etiquetas de producción sostenible, etc.

7. Elige productos reciclados y reutilízalos tú mismo

A la hora de realizar la compra elige los productos que han sido reciclados, tales son el papel de cocina, el papel de impresión, etc. También puedes reutilizar productos que tengas en casa, ya sean frascos, cajas o tarros, así como pilas recargables y rellenar los cartuchos de tinta de la impresora. De esta manera, además de ayudar a nuestra tierra, ahorrarás dinero.

8. Procura comprar productos biodegradables

Hay ciertos productos que son creados para su posterior reciclaje y otros que son biodegradables, lo que significa que se desintegran en muy poco tiempo de forma que no causa impacto en el ambiente. Elígelos cuando realices tu compra.