En promedio, cada habitante del País Vasco consume 11 litros de vino al año, cifra que supera el consumo medio de los españoles que se sitúa en 9,4 litros de vino per cápita al año (datos de Mercasa, año 2012). Por lo tanto, el País Vasco se encontraría entre los primeros 30 países donde más vino se consume a nivel mundial.

Mucho se ha hablado de los beneficios y de las contras que tiene el consumir vino, pero nosotros solo nos centraremos en los beneficios. Para que el vino nos pueda proporcionar ventajas para nuestra salud, resta decir que es necesario hacer un consumo moderado de él, esto es, tomar alrededor de uno o dos vasos de vino al día. Si se realiza este consumo moderado, esta bebida nos puede proporcionar los siguientes beneficios:

Favorece la perdurabilidad.Las personas que toman vino tienen una longevidad 34 veces mayor al del resto de los bebedores (ya sea cerveza o algún licor).
Disminuye las probabilidades de padecer un ataque al corazón. De las personas que padecen presión arterial alta, los bebedores moderados de vino tienden a sufrir menos ataques al corazón.
Baja la probabilidad de padecer enfermedades relacionadas con el corazón. Las procianidinas que contienen los taninos del vino tinto ayudan a reducir el riesgo de padecimiento de las enfermedades del corazón.
Reduce el riesgo de diabetes tipo 2. Los bebedores moderados tienen un 30 por ciento menos riesgo que los no bebedores de padecer diabetes tipo 2.
Disminuye el riesgo de padecer cáncer de colon.
Baja el riesgo de padecer cataratas.