Las verduras frescas son uno de los alimentos más importantes en nuestra dieta diaria. Debido a sus cualidades nutritivas juegan un papel muy importante a la hora de llevar una dieta equilibrada. Lo recomendado por expertos nutricionales es tomar por lo menos 400 gramos diarios de verduras y hortalizas diarias. Por lo tanto, el consumo de verdura fresca está asociado a la buena salud. Aquí te indicamos algunas razones para consumir estos alimentos.

Gran contenido de agua

Las verduras y hortalizas tienen un alto contenido en agua, lo que facilita la eliminación de las toxinas de nuestro cuerpo y, además, es auxiliar en la buena hidratación. Sin la ingesta diaria necesaria de agua, nuestro organismo se deteriora debido a la deshidratación.


No te puerdas


Las Mejores Recetas de Internet

Disfruta, disfruta y disfruta,  comer bien es un placer!

Gran aporte de fibra

Otra de las ventajas de consumir verduras y hortalizas es su contenido en fibra. La fibra ayuda a la regulación del buen funcionamiento de nuestro sistema digestivo y, de esta manera, remediar o evitar el estreñimiento. No sólo eso, la fibra tiene otros beneficios como disminuir o prevenir el colesterol, la obesidad, la diabetes, las hemorroides, los cálculos en la vesícula biliar, el cáncer de colon, las venas varicosas y los divertículos.

Su cantidad de vitamina C, provitamina A y folatos

Las verduras y hortalizas contienen nutrientes que son prácticamente exclusivas de estos alimentos. Entre otros, poseen antioxidantes que ayudan a prevenir enfermedades que tienen relación con la degeneración del sistema nervioso, el cáncer o enfermedades cardiovasculares.

Según la OMS las verduras y hortalizas tienen efectos anticancerígenos, sobre todo los producidos en el tracto gastrointestinal y en los pulmones. Estudios recientes afirman que una de cada diez personas afectadas con algún tipo de cáncer no ha mantenido una alimentación adecuada de hortalizas y verduras, es decir, ha consumido una cantidad insuficiente de ellas.