Razones para consumir la leche cruda

Los alimentos orgánicos han ido ganando mucha popularidad con el paso del tiempo. Alimentos artesanales, obtenidos empleando prácticas inofensivas para el medio ambiente y para el ser humano se han desvelado como unos aliados perfectos para ayudar a cuidar la salud, la leche cruda es uno de estos alimentos.

Uno de estos alimentos naturales que están ganando mucha popularidad actualmente es la leche cruda. Este tipo de leche se obtiene de animales de libre pastoreo, limpias y alimentadas con hierba natural que proporciona muchas ventajas desde el punto de vista nutricional.

Principales diferencias entre leche cruda y leche pasteurizada

La leche cruda ha sido obtenido de animales criados en unas condiciones inmejorables y alimentados con hierba.

La leche producida no se somete al proceso de pasteurización mediante el cual, al someterla a altas temperaturas, se consiguen eliminar ciertas sustancias presentes en la misma.

La leche cruda una vez ordeñada se enfría a 3 grados en menos de 20 minutos para evitar la reproducción de bacterias, no modificándose el sabor ni la calidad de la leche.

Un punto a tener en cuenta es que tras el enfriamiento la leche cruda se envasa y se comercializa el mismo día. Este procedimiento de envasado solamente puede realizarse en explotaciones ganaderas certificadas que hayan sido sometidas a unos controles adecuados.

 

La pasteurización consiste en calentar la leche para eliminar los microorganismos y bacterias que pudiese contener, por contra, la pasteurización destruye muchos nutrientes valiosos y enzimas presentes en la leche.

Hay 3 métodos de pasteurización:

– VAT: Consiste en calentar la leche a una temperatura aproximada de 63 ºC y posteriormente se deja enfriar unos 30 minutos en el mismo recipiente y se envasa de inmediato para prevenir su contaminación.
– HTST: Consiste en calentar la leche entre 71-89 ºC durante 15 segundos.
– UHT: Conocido también como ultra pasteurización, consiste en calentar la leche a 137 ºC durante 2 segundos, para enfriarla rápidamente

 

Qué contiene la leche cruda

La leche cruda presenta una serie de ventajas si se compara con la leche pasteurizada que se consume normalmente:

  • La leche cruda es un alimento mucho más completo y nutritivo que la pasteurizada. El proceso de pasteurización se lleva a cabo aplicando calor, por lo que muchos nutrientes sensibles al calor son eliminados de la leche en este proceso industrial.
  • La leche cruda posee anticuerpos que son los responsables de la resistencia al ataque de virus, bacterias y toxinas bacterianas. Estos anticuerpos que son en definitiva un tipo de proteínas son sensibles al calor, por lo que cuando la leche es pasteurizada los anticuerpos se eliminan dando como resultado un alimento menos beneficioso.
  • La bacteria conocida como Lactobacillius presente en la leche es la encargada de digerir la lactasa. Esta bacteria es sensible al calor, por lo que no se encuentra presente en la leche pasteurizada. Por el contrario, sí está en la leche cruda, hecho que permite que los intolerantes a la lactosa puedan consumir leche cruda sin problemas al disponer de la bacteria encargada de digerir la lactosa que es la causante de sus problemas de intolerancia.
  • El ácido linoleico conjugado (CLA) se encuentra en una cantidad considerable en la leche que no ha sido tratada con calor. De esta forma, el consumidor final de este tipo de leche puede conseguir una serie de beneficios relacionado con esta cantidad considerable de CLA como son la aceleración del metabolismo, eliminación de grasa abdominal, favorecimiento del crecimiento muscular, reducción de la resistencia a la insulina y el refuerzo del sistema inmunológico.
  • La leche cruda posee todas las vitaminas propias de la leche, tanto las solubles en agua como la liposolubles. No necesita ser enriquecida debido a que cuenta con todos sus nutrientes naturales que no han sido eliminados, ya que no se ha sometido al proceso de hervir leche, llegando intacta al consumidor final.
  • La leche cruda contiene una gran cantidad de minerales. Así, por ejemplo, el calcio se encuentra en una cantidad muy considerable en la misma. Además, cuenta con otros minerales necesarios para que el cuerpo pueda aprovechar el calcio que la leche contiene, como es el caso del magnesio y el fosforo. En la leche cruda se mantiene ese equilibrio, por lo que es un alimento perfecto y en consonancia.
  • La leche cruda presenta más de 60 enzimas. Estas enzimas son responsables de digerir la leche, proteger de infecciones bacterianas, etc.
  • Este tipo de leche posee organismos vivos que la protegen, por lo que es un alimento vivo. A diferencia de la mayoría de alimentos que se pudren con el tiempo la leche cruda fermenta y aumenta el aprovechamiento de vitaminas, minerales y enzimas.

La Weston Price Foundation y la leche cruda

A principios de 1930 el dentista norteamericano conocido como Weston A. Price comenzó a realizar investigaciones con las que espera averiguar el motivo por el que la salud dental de ciertas poblaciones de lugares remotos del mundo no se veía afectada por dolencias propias de la civilización occidental. Su objetivo era poner de manifiesto los factores causantes de la buena salud dental de estas poblaciones.

Su investigación desveló que las caries y la deformación de los arcos dentales responsables de dientes torcidos y amontonados se relacionaban en gran medida con deficiencias nutricionales y no factores genéticos.

De esta forma comenzó el interés por un tipo de alimentos que han sido obtenidos de una determinada forma. La Weston Price Foundation recomienda una dieta donde se consuman carnes de animales que hayan sido alimentados con pastos, pescado criado en aguas no contaminadas en libertad, así como productos lácteos como yogur, kéfir, mantequilla, o queso de leche cruda.

Del mismo modo se señala la peligrosidad del consumo de alimentos procesados como galletas, tortas, comidas congeladas, etc. Todos estos factores son los responsables de la buena salud del organismo, de mantener un equilibrio natural del cuerpo que si se altera puede ocasionar problemas serios.

 

Cómo hervir leche cruda para su consumo

Con el nombre de leche cruda se entiende la leche de vaca, cabra, oveja y otros animales que no ha sido calentada a más de 40 ºC ni sometida a un tratamiento que produzca el mismo efecto.

Para poder consumir adecuadamente este alimento es necesario realizar unas premisas básicas basadas en el mantenimiento de la cadena de frío y en hervirla antes de consumirla.

Durante la manipulación y el transporte de la leche cruda es vital mantener una temperatura en torno a 3 ºC para reducir el riesgo de contaminación con bacterias.

Para mantener las condiciones de higiene puede ser necesario hervir leche antes de su consumo o calentarla a una cierta temperatura durante un tiempo concreto.

 

Cómo conservar la leche cruda

La leche es una fuente potente de contaminación, por lo que la leche cruda no debe conservarse durante mucho tiempo sin consumir. La manera idónea para conservar este tipo de leche es evitar que se rompa la cadena de frío que es al fin y al cabo la responsable del mantenimiento de las propiedades de este alimento. Conservando la leche en torno a 3 ºC es posible conservarla sin problemas.

 

Tipos de leche cruda

La leche cruda puede proceder de diversos tipos de animales. Así, es posible encontrar leche de vaca, leche de oveja, leche de cabra o de otros animales siempre y cuando dicha leche no haya sido sometida a un tratamiento con una temperatura superior a los 40 ºC.

 

Usos de la leche cruda o fresca

La leche cruda presenta numerosos usos, algunos de ellos son:

Leche cruda para hacer queso

Existen diversos tipos de queso de leche cruda. En este tipo de alimentos se debe tener en cuenta que la materia prima para la fabricación del queso, es decir la leche, no ha sido sometida a ningún tipo de tratamiento térmico para eliminar bacterias peligrosas, por lo que esos microorganismos se mantienen en el queso y se necesita llevar a cabo un control exhaustivo de todo el proceso de fabricación del queso de leche cruda.

Comparándolos con los quesos pasteurizados, los obtenidos con leche cruda presentan matices olfativos y gustativos nuevos y diferentes, no presentes en los quesos pasteurizados.

Leche cruda para la piel

La leche cruda es una de las fuentes más ricas en productos hidratantes, siendo capaz de nutrir las capas profundas de la piel y acondicionándola con la humedad que necesita desde el interior.

Leche cruda para embarazada

Las mujeres embarazadas necesitan consumir productos lácteos. La leche cruda contiene minerales, vitaminas y nutrientes muy importantes para la salud que adquieren mayor relevancia durante el embarazo.

 

Leche cruda para el cabello

Los minerales y vitaminas presentes en la leche cruda resultan muy beneficiosos para el cuidado del cabello, aportando vitalidad. Puede emplearse para realizar mascarillas para el cuero cabelludo que elimina la sensación seca y áspera del mismo.

Leche cruda para niños

Para los niños, el consumo de leche cruda supone una ventaja muy importante ya que ayuda a fortalecer los huesos, reduciendo los problemas digestivos y mejorando su sistema inmunológico.

Recetas con leche cruda

Leche cruda para hacer mantequilla

La leche cruda permite elaborar mantequilla de una forma muy sencilla, procedimiento que se puede realizar en casa de un modo sencillo siguiendo unos pasos que darán lugar a un producto sabroso y de calidad.

 

Leche cruda para hacer cuajada

La cuajada es uno de los postres típicos del Pais Vasco, se elabora con leche cruda de oveja, y sabor es sumamente deliciosa.

La cuajada de leche de oveja o “mamia” en euskera, se puede degustar sola o endulzada con azúcar, o acompañada de miel y de pequeños frutos secos tostados Como avellanas, nueces y almendras.

 

¿Y tú sueles tomar leche cruda? Cuéntanos qué te parece y compártenos cosas que no hemos reflejado aquí.