Actualmente, es cada vez más común que la comida tradicional sea reemplazada por comida precocinada. Cada vez nos estamos alejando más de la dieta mediterránea y estamos comiendo peor. Diferentes investigaciones realizadas en Europa demuestran que cocinar es importante para la salud.

¿Por qué es importante cocinar?

  • Los que cocinan usualmente cumplen de forma más adecuada con las necesidades diarias de vitaminas y otros nutrientes ya que suelen consumir una dieta más balanceada. Además, el consumo de productos esenciales es mayor.
  • Las personas que no saben cocinar tienden a consumir menos frutas y verduras entre otros alimentos importantes.
  • Los niños suelen imitar las conductas alimentarias de los padres en su etapa adulta, por lo que los que aprenden a cocinar y alimentarse sanamente lo harán cuando sean adultos.
  • Los que consumen comida precocinada o tienden a comer fuera de casa tienen un consumo mayor de grasas y, en una forma especial, de grasas saturadas. Sin embargo, en estos casos es menor el consumo de fibra, vitaminas y minerales, lo que puede ocasionar problemas a la salud.