Una alimentación saludable incluye comer al menos cinco porciones, e idealmente 7-9 porciones, de una variedad de frutas y verduras cada día. Las frutas y verduras pueden ser frescas, congeladas, en conserva o en variedades secas y zumos de fruta. En promedio, las personas que comen muchas frutas y verduras tienden a ser más saludables y vivir más tiempo.

Los beneficios de comer suficientes frutas y verduras

Si se comen las frutas y verduras necesarias, se tiene una menor probabilidad de desarrollar enfermedades cardiovasculares. Por ejemplo, las enfermedades del corazón, enfermedad vascular periférica o un derrame cerebral, entre otras.

Además, con el consumo adecuado de verduras y frutas existe una menor probabilidad de desarrollar algunos tipos de cáncer como el de colon y el cáncer de pulmón.

No solo eso, las frutas y verduras contienen una gran cantidad de fibra que ayuda a mantener el intestino sano, por lo que serás menos propenso a desarrollar los problemas tales como el estreñimiento.

Poseen muchas vitaminas y minerales que son necesarias para mantenernos saludables, son naturalmente bajos en grasa, nos llenan pero son bajos en calorías. Por lo tanto, son ideales para mantener nuestro peso bajo control.

¿Cómo previenen las enfermedades las verduras y frutas?

Al ser ricas en vitaminas y minerales que mantienen el cuerpo sano, también contienen químicos llamados antioxidantes, como el caroteno, que cree que protege contra los productos químicos dañinos que se introducen en el cuerpo. Sin embargo, no se conoce la forma exacta en la que previenen las enfermedades.

¿Cómo comer más frutas y verduras?

Estos son algunos consejos sobre cómo aumentar las frutas y verduras en tu dieta.

Prueba algunos tipos diferentes que no hayas probado antes, la variedad de sabores y texturas puede ser sorprendente. Trata de añadir plátano rebanado, manzanas u otras frutas a los cereales para el desayuno. Trata de incluir por lo menos dos verduras y frutas diferentes, con la mayoría de las comidas principales. No hiervas demás las verduras, con la finalidad de conservar los nutrientes.