Los puerros, cuyo nombre científico es: Allium ampeloprasum var. Porrum, son una planta que consumimos mucho en el País Vasco, sobre todo en forma de porrupatata, literalmente, puerros con patata. Sin embargo, lo que muchos de vosotros no conocerán son todos los beneficios que esta planta tiene para la salud. A continuación encontrarás algunas buenas razones para consumir la deliciosa porrupatata durante este invierno.

Los beneficios de los puerros para la salud

Los puerros contienen muchos antioxidantes notables flavonoides, minerales y vitaminas que han demostrado tener muchos beneficios para la salud:


No te puerdas


Las Mejores Recetas de Internet

Disfruta, disfruta y disfruta,  comer bien es un placer!

1. Los puerros son bajos en calorías. 100 g de tallos frescos contienen 61 calorías. Además, sus tallos alargados proporcionan buenas cantidades de fibra soluble e insoluble.

2. Aunque los puerros contienen proporcionalmente menos antioxidantes que sus primos el ajo y la cebolla, poseen cantidades significativas de antioxidantes como sulfuro de dialilo (DAS), el disulfuro de dialilo (DADS) y el sulfuro de propilo (DPS). Los compuestos se convierten en alicina por reacción enzimática cuando el tallo del puerro es cortado. Los estudios de laboratorio muestran que la alicina reduce la producción de colesterol. Además, también tiene poder antibacteriano, antiviral y antihongo.

3. Los puerros son una gran fuente de minerales y vitaminas que son esenciales para una salud óptima. Sus hojas contienen varias vitaminas vitales como piridoxina, ácido fólico, niacina, riboflavina y tiamina en proporciones saludables. 100 g de tallos frescos proporcionan 64 g de ácido fólico, cuyos niveles adecuados en la dieta durante el embarazo pueden ayudar a prevenir defectos del tubo neural en los recién nacidos.

4. Los puerros son una buena fuentes de vitamina A (55 % de la CDR por 100 g) y otros fenólicos antioxidantes flavonoides tales como carotenos, xantina y luteína. También tienen algunas otras vitaminas esenciales como la vitamina C, K y E. La vitamina C ayuda al cuerpo a desarrollar resistencia contra agentes infecciosos y los radicales libres.

5. Sus tallos tienen pequeñas cantidades de minerales como el potasio, hierro, calcio, magnesio, manganeso, zinc y selenio.

“Coméntanos qué te gustaría que escribiésemos en los próximos días, para que incluyamos temas e información de tu interés. ¡Esperamos tus comentarios!”