¿No sabes cómo limpiar caracoles? ¿Quieres aprender a hacerlo correctamente? ¿Sabes por qué es realmente importante su limpieza y cómo cocinarlos?

¡Aquí encontrarás la mejores técnicas para hacerlo! Para cocinar caracoles es de vital importancia saber antes cómo limpiarlos. Te lo explicaremos paso a paso y te daremos consejos para cocinarlos a la perfección.

Cómo limpiar caracoles para recetas

La limpieza de caracoles requiere más que nada quitar la baba que generan estos mismos animales.

Para limpiar los caracoles se requiere tiempo, no puedes acortar pasos ya que si lo haces puedes correr riesgo de intoxicación.

El principal objetivo es hacer que expulsen todo lo que tienen en su intestino, por ello el tiempo que dura la limpieza de los caracoles es algo extenso.

Existen varias formas de realizar la limpieza de los caracoles, como lo es hacerlo con agua de mar, una malla, harina, y muchas maneras más. Hay algunas formas de limpiarlos de una manera rápida y práctica, pero en muchos casos no es muy recomendable hacerlo, y te las diremos a continuación.

El objetivo de agregar estos ingredientes (harina, hierbas y agua) es que los caracoles se alimenten de estos y hacer que sus intestinos se limpien. ¡Así obtendremos unos caracoles limpios y engordados!

¡Aquí encontrarás la mejor manera de hacerlo!

El método de colgarlos en una malla

Al colgar los caracoles en una malla y dejarlos unas dos semanas aproximadamente hará que se deshidraten. Se limpiarán pero al momento de cocinarlos éstos ya estarán deshidratados y muchos estarán muertos o sin sabor, delgados y no servirán.

Lavarlos con sal

Algunas personas piensan que el hecho de ponerles sal y lavarlos una y otra vez hará que se limpien, pero esto sólo hará lo contrario y hará que salga más baba. El lavarlos con sal los hará deshidratarse y morir, se limpiarán pero no es muy recomendable. Este modo también hace que provoquen más baba como reflejo natural.

Limpiarlos con harina y agua

Limpiar los caracoles con harina y agua en un recipiente durante dos días no se recomienda ya que la harina con la misma baba del caracol hará que se ahoguen.

Otro método consiste en darles algunas verduras o hierbas como lechuga, y dejarlos colgados en una malla durante días sin agua ni comida. Algunas personas sólo les dan hierbas aromáticas (por lo general las que no son de provecho para el cuerpo humano) ya que a los caracoles les gustan mucho.limpieza de caracoles

Pueden existir muchas maneras de hacer la limpieza de los caracoles, como las formas tradicionales que fueron transmitidas de generación en generación, esta es una práctica antigua que requiere de técnica.

Este proceso es el de mayor importancia ya que es realmente importante saber cómo realizar la limpieza de un caracol, ya que si no lo realizamos bien podríamos llegar a tener una intoxicación, por el hecho de que el caracol de bosque se alimenta de lo que va encontrando en el suelo, como hiedras o setas tóxicas que para nosotros no es saludable.

Estos tips que te daremos a continuación te ayudarán a limpiar caracoles y cocinarlos.

Podrás disfrutar de este suculento manjar gracias a las numerosas recetas de caracoles, ya sea caracoles en salsa vizcaína o caracoles a la montaña, entre otras.

Pasos para la limpieza de caracoles

Para limpiar los caracoles correctamente y hacer que tengan un mejor sabor, hay que tener paciencia y seguir los pasos indicados:

  1. Toma los caracoles y ponlos en un cesto, o cualquier recipiente con agujeros, lo más recomendado es en un cesto de mimbre, ya que eso ayuda a que el aire circule.
  2. Ya con los caracoles en la cesta coloca por una parte un poco de agua, eso evita que no se deshidraten y se alimenten mientras se limpian. Pon otra parte de harina y unas hierbas aromáticas, (las más recomendadas son el romero y tomillo) y esperar tres días.
  3. Después los  limpiamos con agua, un poco de vinagre y sal y estarán listos para ser cocinados.

De esta manera tendrás unos caracoles un poco engordados y libres de sustancias tóxicas. Todo esto gracias a los pasos anteriores con la harina, agua y hierbas.

Las últimas mencionadas ayudan a intensificar el sabor (además de añadirle a la carne un sabor especial), de esta manera los caracoles quedarán perfectos y suculentos. La harina hará que engorden al alimentarse de ella, depurar sus intestinos y el agua para que se hidraten.

¡Con estos pasos ya empleados podrás cocinar caracoles!

Trucos para cocinar correctamente caracoles

  1. Para cocer los caracoles se empieza por ponerlos en una olla con agua fría y calentar a fuego muy lento.
  2. Cuando los caracoles se hayan salido de sus caparazones empezarán a flotar y alguno que otro querrá escapar. Una vez que ya pase eso, subir el fuego al máximo y añadir zanahoria, clavo, laurel o puerro. Dejarlos cocer por 30 minutos aproximadamente y ya estarán listos.
  3. Una vez ya cocidos podemos cocinar los caracoles con la receta que más nos guste o incluso con sólo añadir mayonesa o una salsa y comer directamente.

 

Esperamos que te hay resultado útil este artículo. ¿Sabías cómo limpiar caracoles antes de cocinarlos? No esperes más para probar este suculento manjar y elegir tu receta favorita. ¡Repetirás!