Para el festejo de año nuevo es muy típico el cordero asado al horno. Esta delicia es fácil de prepararla y la puedes acompañar con un puré de patata o una rica ensalada o lechuga.

Ingredientes:

Cordero
• Agua
Sal gorda

Elaboración

En primer lugar, deberemos comprar la pieza de cordero que queremos asar. Una vez la tengamos, hay que llenar una bandeja de horno con 2 milímetros de agua. Con algún método, tenemos que hacer que la pieza de cordero no entre en contacto con el agua, puede ser una rendija metálica. Esta agua se evapora durante el asado hidratando la pieza de cordero para que quede mucho más jugosa y a la vez suelte su grasa y conseguir salsa.

Lo ideal es condimentar el cordero con especias al gusto y ajo. Antes de introducir el cordero al horno tenemos que salar la pieza con sal gorda. Se echan unas gotitas de agua sobre la carne y se unta la sal por encima.

Tras esto, precalentamos el horno a 200º C, introducimos el cordero con la parte interior del cuerpo hacia arriba y lo bajamos a 180º C. Lo dejaremos así más o menos una hora y cuando la carne tenga un tono blanco, lo giramos y volvemos a introducir más o menos una hora más.

Vamos a saber perfectamente cuándo está hecho el cordero, porque tendrá toques dorados. Pero el último toque es subir la temperatura al máximo durante uno o dos minutos, para tostar ligeramente la piel. Servimos en una bandeja junto con algún acompañante, ya sea un puré de patata, unos hongos, patatas al horno, etc.

Recibe un codigo de 7% de descuento en tu primera compra
al suscribirte a nuestro blog recibiras el codigo en tu correo electronico
Marketing by