El bonito del norte es un tipo de atún de alta calidad, que se caracteriza por un sabor exquisito y una textura más suave que el resto de su especie. Es capturado en el Golfo de Vizcaya y luego embalado manualmente por artesanos locales.

La pesca del bonito del norte es una tradición que se remonta siglos atrás, cuando los pescadores navegaban hacia el mar usando pequeños botes a remo y pescaban el preciado bonito utilizando un método llamado de arrastre. Después se desarrolló un nuevo método llamado cebo vivo y fue practicada por los pescadores del País Vasco y Cantabria.

Ambos métodos s

on técnicas tradicionales en los que se utiliza la caña de pescar para la captura de bonito del norte uno por uno, lo que permite la mejor calidad al momento de la captura. Esta antigua tradición también asegura que el fondo del mar no se dañe por capturar otras especies accidentalmente. El bonito del norte se pesca a partir de julio a octubre, cuando está en su mejor momento.

Información nutricional del bonito del norte

El bonito del norte es muy bajo en grasa, por lo que es una gran opción para aquellos con dietas bajas en grasa. El bonito del norte es también una buena fuente de ácidos grasos omega 3, que son bien conocidos por sus propiedades para combatir las enfermedades del corazón. Cuando es envasado en aceite de oliva, el bonito del norte conserva todo su sabor en conserva, con la ventaja añadida de tener aceite de oliva virgen, otro producto ideal para la salud.

Las principales diferencias entre el bonito del norte y el atún

Las principales diferencias culinarias entre el atún regular y el bonito del norte son la textura suave y la riqueza del sabor. El bonito es también de un color más blanco que el atún rojo, pero más oscuro que el atún claro.

A pesar de que solo se pesca en el verano, el bonito del norte se puede comprar en conserva durante todo el año, sin diferencias en la calidad. En la cocina, por su parte, la versatilidad del bonito del norte es enorme: es ideal para preparar bocadillos, tostadas, pinchos y aperitivos y como ingrediente en ensaladas, tortillas, pasta y arroz, así como platos tradicionales como marmitako entre otros.