La primera versión de la tortilla parece tener su origen en la antigua Persia, pero no se conocen los detalles. Los antiguos romanos también combinaban los huevos con productos lácteos para crear platos salados y dulces e incluso otros países también tienen sus propias maneras de hacer tortillas en la época medieval.

En Gran Bretaña, el precursor de la tortilla se remonta al siglo XVII. Consistía en la mezcla de un huevo con hierbas ralladas que se cocinaban a la mantequilla. Esta creación se llamó “herbolace”.


No te puerdas


Las Mejores Recetas de Internet

Disfruta, disfruta y disfruta,  comer bien es un placer!

Una receta francesa similar del mismo nombre, cuenta con instrucciones detalladas. Se batían ocho huevos, se mezclaban con jengibre y finas hierbas y se cocinaba la mezcla en una sartén con manteca bien caliente, aceite u otras grasas. Esta versión también aconseja la creación con el queso rallado, por lo que es tal vez la versión original más cercana a la tortilla contemporánea.

Jean Anthelme Brillat-Savarin, un político y abogado también conocido por sus pasiones culinarias, inventó en el siglo XVIII una tortilla que se hizo muy famosa en esa época: una tortilla elaborada con atún y huevas de carpa suave, aunque puede que no nos suene muy sabrosa.