Casi todos nuestros hogares tienen uno y la comodidad que ofrece ser dueño de un horno de microondas es casi innegable. Pero sigue habiendo un nivel de escepticismo para muchos, un sentimiento persistente de que el uso de un horno de microondas para cocinar los alimentos puede de alguna manera hacer los alimentos menos saludables. ¿Elimina el microondas el valor nutritivo de los alimentos?


No te puerdas


Las Mejores Recetas de Internet

Disfruta, disfruta y disfruta,  comer bien es un placer!

La comprensión de cómo trabajan los microondas puede ayudar a clarificar la respuesta a esta pregunta común. Los hornos de microondas cocinan los alimentos con ondas de energía electromagnética oscilante que son similares a las ondas de radio, pero se mueven hacia atrás y adelante a un ritmo mucho más rápido. Estas ondas más rápidas son muy selectivas y afectan principalmente a moléculas que son eléctricamente asimétricas. El agua es una molécula polar, por lo que cuando un horno de microondas cocina o calienta los alimentos, lo hace principalmente por la activación, es decir, el calentamiento, de las moléculas de agua y el agua energiza sus vecinos moleculares.

Además de ser más selectiva, la energía de microondas del horno es también más penetrante que el calor que emana de un horno, una vitrocerámica o una estufa de gas. Las moléculas de unos dos o tres centímetros por debajo de la superficie llegan inmediatamente. En contraste, el calor de cocción normal pasa a través de los alimentos lentamente, moviéndose hacia el interior desde el exterior por el proceso de conducción.

Algunos nutrientes no se descomponen al exponerse al calor, si se trata de un microondas o un horno regular. La vitamina C es quizás el ejemplo más claro. Entonces, como propuesta general, la cocción con microondas probablemente hace un mejor trabajo de preservar el contenido de nutrientes de los alimentos debido a que los tiempos de cocción son más cortos.

En cuanto a las verduras, cocinando en agua se les roba parte de su valor nutricional ya que los nutrientes se filtran en el agua de cocción. Por ejemplo, el brócoli hervido pierde glucosinolatos, compuesto que contiene azufre y que le da a la verdura propiedades para combatir el cáncer, así como el sabor que muchos encuentran distintivo y, algunos otros, desagradable. Pero esto es la nutrición y nada en la nutrición es simple.

Sin embargo, lo más importante es que las verduras y hortalizas, independientemente de la forma de prepararlas, son buenas para muestra salud y la mayoría de nosotros no las come suficientemente. ¿Y el horno de microondas? Se trata de una maravilla de la ingeniería, una herramienta que nos ayuda mucho a simplificar nuestra vida y, a veces, una herramienta nutricionalmente ventajosa.