Embutidos Jesús Mari Deba nace de la ilusión y el trabajo bien hecho.
En sus comienzos, JesúsMari empezó como aprendiz de carnicero, y tras varios años ejerciendo la profesión en diferentes carnicerías, pensó que era el momento de iniciar el camino que debía elegir.

Así que dicho y hecho, un buen día se puso al frente de su propio negocio, la motivación de fabricar exclusivamente morcillas, vino del aumento de la demanda de éstas y de las enormes posibilidades que el negocio ofrecía.

Embutidos Jesús Mari Deba adquirió una fábrica con amplias instalaciones, totalmente adaptada y con personal suficiente para atender las necesidades de los clientes.

De todo esto hace ya 40 años, en los cuales la perseverancia, la alegría de hacer lo que le gusta y un magnífico producto forman parte del día a día.

Y aparte los embutidos son básicamente los “odolkis” morcillas, las “buztanzas” y los “mondejus” todos ellos elaborados con materias primas de excelente calidad y mucho, mucho cariño…

Embutidos Jesús Mari Deba ha obtenido a lo largo de su trayectoria diferentes premios, pasando desde Beasain, Tolosa, Ormaiztegi hasta Ordizia a Zumárraga, los productos se han obtenido la calificación de los mejores.

El premio más significativo ha sido el de vencedor del primer Masters mundial de ganadores de concursos de morcilla concedido en enero de 1911, y organizado por la Academia del cerdo txarriduna de Bilbao. Dicho evento le nombró campeón de campeones entre los ganadores de los concursos mundiales de morcillas vizcainas celebradas en 1995 y 2009, y el nombramiento de “Maestro Morcillero”.