Según un estudio realizado recientemente por el Instituto Francés de Investigación para la Exploración del Mar (IFREMER, por sus siglas en francés), las anchoas y los seres humanos ocupamos el mismo lugar en la cadena alimentaria. Para ello los investigadores calcularon el nivel trófico, el cual está constituido por un conjunto de especies u organismos que tienen un flujo similar de energía y nutrientes dentro de un ecosistema.

La investigación se basó en datos recolectados por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) respecto al consumo humano de alimentos en los años que van de 1961 al 2009. A partir de ello, los humanos tenemos un nivel trófico de 2,2, el cual es similar al que tienen los cerdos, las anchoas y algunas otras especies.


No te puerdas


Las Mejores Recetas de Internet

Disfruta, disfruta y disfruta,  comer bien es un placer!

Gracias a ello, el estudio demostró que, pese a la creencia general, el hombre no consume en realidad la misma cantidad de alimentos que los grandes depredadores, quienes se encuentran en un nivel mucho más alto del 5,5. Asimismo, los investigadores descubrieron que el nivel trófico de nuestra especie creció un 3% a lo largo de los últimos cincuenta años.

Por ejemplo, el trabajo del IFREMER habla también de cómo países o regiones del mundo, principalmente de África, tienen un nivel trófico bajo, de alrededor del 2,04, debido sobre todo a que su alimentación está basada en plantas. Por el contrario, los grandes países industrializados o desarrollados, como los del norte de Europa, tienen un nivel mucho más alto gracias a que su dieta incluye por lo menos un 50% de carne o productos de origen animal.

No obstante, los investigadores advierten que el aumento en el nivel trófico puede tener consecuencias negativas. Principalmente porque alteran la durabilidad de la extracción y explotación de los recursos naturales, además de que implica una pérdida de aproximadamente el 90% de energía. Es por ello que este tema se está convirtiendo en una de las grandes preocupaciones de los expertos.