INGREDIENTES: (2 personas)

Buñuelos de bacalao
1 manzana
Aceite de oliva virgen extra
Miel
2 ajos
1 manojo de espinacas

 

PREPARACIÓN:

Pelamos la manzana y la cortamos en láminas finas.
Calentamos un poco de aceite en una sartén y la salteamos hasta que esté tierna.

Horneamos los buñuelos de bacalao.

Mientras, limpiamos bien las espinacas y las cortamos.
Pelamos los ajos, los laminamos y los salteamos en un wok con un poco de aceite, cuando empiecen a dorarse añadimos las espinacas y dejamos que se hagan unos minutos, hasta que estén hechas.

Podríamos añadir también al saltear los ajos un puñado de pasas y piñones, pero en esta hemos preferido dejar la parte dulce solo en los buñuelos.

Con un cuchillo de sierra abrimos los buñuelos por la mitad sin acabar de partirlos del todo, ponemos un poco de manzana en su interior y regamos con un chorrito de miel.

Servimos junto a las espinacas, una verdura que nos proporciona hierro y fibra y que al ser tan frescas no necesitan hervirse antes, disfrutaremos mucho más de su sabor así.

¿No os parece una receta muy de Semana Santa al juntar el bacalao y las espinacas?

Receta: La cocinera de Bétulo