El viento y el calor de las últimas semanas ha hecho que este año la cosecha de la alubia de Tolosa se haya adelantado. Una noticia que ha sorprendido a muchos y ha agradado a todos aquellos que disfrutan degustando un buen plato de alubias, acompañadas de sus condimentos y unas buenas piperras de Ibarra.
Eso sí, Xabier Goikoetxea, presidente de Tolosako Babarrun Elkartea, asegura que «con el buen tiempo a la gente le cuesta más cocinar un puchero de alubias, por lo tanto no compra tanto, pero este año es seguro que la oferta será grande y de buena calidad». De hecho, desde hace unas semanas se pueden adquirir las nuevas alubias de Tolosa de esta temporada en mercados o demás comercios. Los datos aportados por la asociación de Tolosako babarrun elkartea indican que este año la producción superará los 30.000 kilos. Según su presidente, «en la actualidad contamos con 55 productores, la mayoría, un 70%, son de Tolosaldea y Goierri, el resto de puntos concretos de Gipuzkoa» que en total suman unas 27 hectáreas de tierras destinadas a este cultivo.
Los productores creen que este año, según Goikoetxea, recogerán «más de 30.000 kilos. El año pasado contamos con unos 27.000 kilos y todo nos hace pensar que esta será una buena campaña. Este año, es una alubia más pequeña, pero abundante y muy sana».
Dependiendo del tiempo
Pello Olano es uno de los productores de la asociación. Este tolosarra jubilado que cultiva cada año alrededor de 300 kilos de alubias compartía la satisfacción de haber tenido una buena temporada. Olano reconocía que «después de la siembra, a finales de mayo, tuve que volver a sembrar porque no salió todo lo que esperábamos». Algo que se repitió en toda la zona. «Cuando fui a la asociación a por más alubias me comentaron que no era el primero; no sé si por el tiempo o por qué no salió bien la alubia, pero luego el verano fue bien» cuenta el tolosarra.
Olano asegura que hace este trabajo «para pasar el tiempo. La alubia exige mucha dedicación y trabajo. Nunca sabes cómo resultará la temporada porque estás condicionado al tiempo y factores que no controlas, pero produciendo las cantidades que produzco yo de esto no se puede vivir».
«Lo mejor de esta campaña ha sido el tiempo de estas últimas semanas porque si hubiera llovido no hubiéramos tenido tan buena cosecha». Pello, esta semana, ha acabado de recoger todas sus alubias y las tenía al sol para que se secaran. «Casi se han secado demasiado y eso tampoco es bueno. En la asociación nos exigen que tengan una humedad de un 13,5% y las mías creo que estarán algo más secas» por eso estaba pendiente de ellas, las mima y como recompensa logra incluso algún premio. El año pasado, por ejemplo, obtuvo el segundo puesto en el campeonato de Tolosa.
Este año, el campeonato se celebrará el tercer fin de semana de noviembre y Pello espera poder participar o incluso repetir podium. «Este año, la alubia que tenemos es más pequeña, pero es muy fina y regular. No sé si tendremos más kilos que en años anteriores pero ahora parece que la mejor alubia o la que más gusta al jurado es la más pequeña, pero también cuenta que se cueza bien y no se rompa en ese proceso».
Selección y calidad
Este jueves comenzaron los productores a llevar sus alubias en vaina hasta los almacenes de la asociación de productores de alubias de Tolosa. Cargados con sus sacos dejaban en manos de las empleadas de la asociación el trabajo de desgranar, limpiar, clasificar y meter en los pequeños sacos de tela de la denominación los granos de alubias. Su presidente, Xabier Goikoetxea, asegura que «este año la gente tenía listo el grano para entregarlo». Algo inusual, comenta, porque «normalmente cuesta que se seque el grano, pero las buenas condiciones meteorológicas han hecho que todo el proceso haya ido muy bien y contemos con una buena cosecha».
Xabier Goikoetxea se mostraba muy satisfecho ante la nueva campaña y comentaba que «no sé si es por la crisis o no, pero la gente ha sembrado más alubia que nunca. Se ha podido ver en las huertas de la zona y también lo hemos visto ante la demanda de información o la oferta que nos han hecho de alubia, pero para poder venderla en la asociación, tienen que ser miembros y cumplir los requisitos que exigimos, desde estar registrado a superar los controles de calidad y producción». El que se anime puede consulta la página web de la asociación, alubiadetolosa.com, o aprender su historia, o los secretos para cocinar unas buenas alubias.
fuente: Diario Vasco