El tomate, cuando se tritura, no sólo tiene la textura perfecta para el gazpacho, sino que su sabor dulce pero con un punto ácido encaja muy bien con los tomates de esta época del año y los melocotones de viña tienen menos líquido que los de agua, y los tomates de pera, ideales para el gazpacho, también son muy carnosos y tirando a densos.


No te puerdas


Las Mejores Recetas de Internet

Disfruta, disfruta y disfruta,  comer bien es un placer!

INGREDIENTES (4 PERSONAS)

1 kg. de tomates muy maduros
3 melocotones maduros
1/2 cebolleta pequeña
2 dientes de ajo
30 gramos aprox. de miga de pan
1 cucharadita de estragón picado
3 cucharadas de vinagre de manzana
Aceite de oliva virgen extra
Sal

PREPARACIÓN

Cortar los tomates en trozos grandes y ponerlos en un bol. Pelar los melocotones, picarlos también en grueso y añadirlos. Sumar la cebolleta picada, los dientes de ajo enteros aplastados con el lado de un cuchillo, el pan mojado en el vinagre, 100 ml. de aceite de oliva, 150 ml. de agua fría, sal y, si se quiere, el estragón. Remover, tapar y dejar reposando unas horas en la nevera (mejor de un día para otro).

Sacar los ajos si no se quiere un gazpacho muy potente, triturar y corregir de sal. Pasar por el chino para que quede bien fino. Terminar de ligar con la batidora añadiendo un poco más de agua si estuviera muy espeso, y unos 50 ml. más de aceite a hilo.

Servir muy frío acompañado de alguna guarnición salada (jamón, anchoas picadas…)

Receta: https://blogs.elpais.com/el-comidista