Y lo hizo con un lema escrito en su camiseta: ‘Nik (el dibujo de un corazón) txotx’.
Buen ambiente y mejor sidra la que acompañó ayer la inauguración de la temporada sidrera en Hernani. Como viene siendo habitual en los últimos años, la temporada 2010 también recibió su punto de partida especialmente acompañada, en este caso por los muchos que en el mediodía de ayer se acercaron a la plaza que acoge este tradicional inicio de la temporada sidrera.
Con Jon Odrizola como maestro de ceremonías y tras el sonido de la txalaparta y los bertsos de Aitor Mendiluze e Iñaki Zelaia, el protagonismo fue para Aizpea Goenaga. Con una sonrisa constante que mostraba la ilusión que le provocaba haber sido elegida para la apertura del txotx, fue escueta pero clara sobre el escenario colocado en los arcos de la Casa Consistorial. «Lo cierto es que no sé muy bien qué decir, he pensado por ello hacer un striptease», comentó con ironía abriéndose el abrigo y mostrando sobre su camiseta la frase que se convirtió en protagonista del evento. Goenaga dejó claro que su elección para la apertura de la temporada sidrera «ha sido todo un honor», por lo que se mostró agradecida.

Cerró su intervención haciendo recomendaciones ante la nueva temporada. «Beber buena sidra, comer una buena chuleta, con el puntito de la bebida incluso contar algún chiste o cantar unos bertsos, y cuando la bebida se sube demasiado a la cabeza, poco a poco irse a casa».
En la misma línea se pronunció la alcaldesa de Hernani, Marian Beitialarrangoitia, que recordó que el municipio «siempre acoge bien a los que llegan de fuera, pero el comportamiento tiene que tener una cierta medida». Reconoció que «no todo es bueno en el txotx, se generan molestias», enfatizando, de todos modos, que «con que salga la temporada igual que el año pasado nos damos por contentos».

Todo ello justo antes de que llegase el gran momento del día. Fue Aizpea Goenaga la encargada de degustar el primer vaso de sidra que salió de una de las dos kupelas colocadas en la céntrica plaza. La actriz pronunció el ya tradicional ‘Hau da aurtengo sagardo berria’. Luego ya llegó el momento de la ciudadanía. Una larga cola fue dando paso uno tras otro a los muchos vecinos de Hernani que quisieron degustar al txotx la sidra. La jornada contó con un gran ambiente, con música de txaranga y el desarrollo de una competición de deporte rural, que sirvió para cerrar un fiesta que se alargó durante dos horas.