Turistas que quieren llevarse a sus hogares, tras las vacaciones de Semana Santa, un trocito de lo vivido estos días en el Valle de Ayala y el Alto Nervión; y un continuo entrar y salir de productores acercando al local panes y pasteles recién horneados, mermeladas, compotas, alubias, o verdura fresca de las huertas de la zona. Todo ello sin olvidar los quesos de los baserris de la comarca y los txakolis de todas las bodegas de la zona, e incluso alguno de los mejores vinos de la Rioja Alavesa. El local se llama Hamabi. Es la única vinoteca y punto de venta específico de los productos de la Ruta del Txakoli de Aiaraldea, itinerario que se espera inaugurar en breve, con la participación de seis bodegas, seis oficinas de turismo y 16 establecimientos del sector, que llevan años formándose para unificar criterios de calidad y ofrecer al cliente un proyecto pionero de atracción turística, que tendrá como protagonista al oro líquido de los campos del valle.

“Abrimos al público el 1 de agosto de 2011, pero no fue hasta que conseguimos el premio sectorial al mejor escaparate de tienda de alimentación, cuando se me ocurrió darle una vuelta de tuerca al proyecto e ir más allá”, Leire Ibarrola, la joven gestora de -como ella misma define- “la despensa del Productor con mayúsculas del Valle de Ayala y el Alto Nervión, porque aquí damos cabida a los productores en todos los sentidos: desde baserritarras y ganaderos, pasando por bodegueros y hosteleros, hasta pintores y escultores”.