La villa foral se engalana para recibir a la multitud que acudirá mañana al Último Lunes de Octubre, que convertirá a la localidad en el mayor escaparate del agro vasco. Los organizadores del certamen agrícola, que contará con 353 puestos -36 más que el año pasado-, esperan a más de 100.000 personas. Para facilitar el acceso por carretera y garantizar la seguridad de los ciudadanos se han tomado una serie de medidas.

Las calles más céntricas permanecerán cerradas al tráfico hasta última hora de la tarde del martes, cuando concluya su limpieza íntegra. Los vehículos procedentes de Bermeo se desviarán hacia la variante. También podrán circular por la calle San Juan, aunque solo por el tramo que sube al ambulatorio y que se dirige a Allende Salazar y Zearreta en sentido Bilbao. «La otra mitad de la calle estará ocupada por la maquinaria agrícola», apuntaron los responsables de la Policía Municipal.
Los automovilistas procedentes de la capital vizcaína podrán dirigirse hacia el área industrial y aparcar sus vehículos en el parking de la antigua fábrica de armas de Astra, el Losal y el polígono de Bekoibarra, además de en Lurgorri. Otra posibilidad es estacionar el coche en el parking de Santa Ana que, a pesar de que reduce su capacidad por la instalación en el mercadillo ambulante, este año acoge en sus cercanías otra área de aparcamiento. La OTA quedará suspendida.

Trenes cada media hora
Los organizadores recomiendan el uso del transporte público para llegar hasta Gernika. Euskotren aumentará la frecuencia de sus unidades y ofrecerá servicios especiales durante gran parte de la jornada, cada media hora tanto desde Bilbao como desde Bermeo. Las circulaciones entre la capital vizcaína y la villa foral y Amorebieta tendrán una frecuencia de 15 minutos en los momentos de mayor demanda. «Los trenes no pararán en los apeaderos de Lurgorri y el instituto», advierten. En cuanto al Bizkaibus, también está previsto que se refuerce el servicio en los momentos en que se concentren más viajeros de lo habitual.
La Cruz Roja dispondrá, por su parte, de tres ambulancias y dos vehículos de intervención para trasladar al ambulatorio a los vecinos que así lo requieran. «También dispondremos de una base móvil en la plaza del Mercurio para atender las primeras curas», adelantaron desde la sede de la organización en la calle Juan Calzada. La plantilla de la Policía local, que trabajará al completo, advierte sobre la posible presencia de carteristas.
La feria se abrirá alas nueve, hora en la que también está previsto el inicio del certamen agrícola y la muestra de maquinaria agrícola. La actuación de los bertsolaris Andoni Egaña, Sebastian Lizaso, Maialen Lujanbio y Ohiane Enbeita tendrá lugar a las 12.00 horas, en la fuente del Mercurio. Una hora y media más tarde se hará la entrega de premios en las secciones de hortalizas, frutas, queso, txakoli, miel y flores y plantas. A su término, comenzará la tradicional subasta del medio queso.

Fuente: El correo