¿Tienes cerezas frescas y no sabes qué hacer con ellas? ¿Quieres conservar el sabor de esas deliciosas cerezas por más tiempo? La solución es una mermelada de cerezas casera. Te enseñamos paso a paso cómo llevar a cabo esta mermelada casera elaborada con cerezas que será el acompañante ideal para los desayunos del resto del año. Lo mejor es que, como lo haremos en casa, los ingredientes que utilizaremos serán 100% naturales, de temporada además. Pues, ¡manos a la obra!

Ingredientes:

Elaboración:

El primer paso es lavar las cerezas y quitarles el hueso y el rabillo, para que queden únicamente la piel y la pulpa de la fruta. Una vez hecho esto, colocamos las cerezas en una olla y las cubrimos con el zumo de limón y los 250 gramos de azúcar.

Vamos a dejar reposar estos ingredientes en refrigeración por un tiempo, aproximadamente un par de horas. Una vez pasado este tiempo, sacamos la olla y la colocamos al fuego, es importante que se fuego alto. Una vez que empiece a hervir lo que estamos cocinando, bajamos el fuego hasta el mínimo y dejamos que se cocine todavía unos veinte minutos más.

Es importante mezclar los ingredientes de vez en cuando. El siguiente paso es retirar la olla del fuego y batir todo. Después, lo dejamos enfriar. No olvides probar la mermelada para ver si ésta ha quedado a nuestro gusto. Si es así, el siguiente paso es embotarlo y refrigerarlo por unos días. Después ya lo puedes guardar a la temperatura ambiente. Y listo, ya tienes una deliciosa mermelada para acompañar tus desayunos, bizcochos, tartas, etc.