El queso Roncal fue el primero en recibir la Denominación de Origen de Quesos de España (1981) y defiende un producto de calidad y con nombre propio frente a la avalancha de otros tipos de queso con, quizás, una mayor agresividad comercial pero menor pureza.

El principal objetivo del Consejo Regulador es potenciar, investigar y controlar su elaboración, así como mejorar la calidad del producto mediante una homologación que supervise los laboratorios lecheros de cada empresa, unos registros permanentes tanto de queserías como de ganaderos, un comité de cata oficial que realiza una valoración organoléptica o sensorial de los quesos elaborados y unos controles físico-químicos realizados por los laboratorios pertinentes.

La zona de elaboración y maduración está integrada exclusivamente por los municipios de a Mancomunidad del Valle de Roncal y las técnicas empleadas seguirán siendo las utilizadas tradicionalmente en la zona, según prácticas locales, buscando siempre la consecución de productos de máxima calidad.