La cuajada casera es un postre lácteo que se obtiene al coagular la leche con el cuajo, un fermento que se produce en el estomago de los mamíferos rumiantes y que podemos encontrar fácilmente en las farmacias o aquí en Dastatu.

La cuajada casera se puede elaborar con leche de vaca, de oveja o con una mezcla de ambas, es muy fácil de elaborar y no se tarda mucho tiempo. Se puede endulzar con miel o azúcar.

Ingredientes para hacer cuajada

Elaboración:

Para la elaboración de la cuajada de leche de oveja, distribuir en el fondo de los tarros de barro 2 ó 3 gotas de cuajo líquido.

Poner a cocer la leche junto con una pizca de sal y llevarla a ebullición retirándose inmediatamente del fuego.

Ayudándonos de un termómetro esperar hasta que la temperatura de la leche baje Hasta los 37 ° C aproximadamente.

Distribuir ahora la leche en los tarros, dejando que cuaje a temperatura ambiente. Los dejamos reposar unos 15 min.

Si no se van a consumir inmediatamente, hay que cubrir los tarrros con un papel de cocina o similar e introducirlos en la cámara frigorífica.

No es bueno demorar el consumo de la cuajada para que no pierda las propiedades y su sabor característico. Un tiempo razonable de consumo son 48 horas desde su elaboración.

La cuajada de leche de oveja o “mamia en euskera, se puede degustar sola o endulzada con azúcar, o acompañada de miel y de pequeños frutos secos tostados Como avellanas, nueces y almendras.

Cuéntanos como te ha salido a tí