Nuestra receta de hoy es un rico pintxo peculiar: calabacín gratinado con tostada de ajo. Una receta saludable a la vez de deliciosa y crujiente, estamos seguros que disfrutarás del sabor y la textura de esta tostada con calabacín, una de las verduras de temporada y una hortaliza con muchas propiedades y beneficios para nuestra salud. Nosotros le vamos a dar un toque realmente especial a esta receta, ya que vamos a utilizar el queso Idiazabal para gratinar, esto le dará un sabor más intenso y diferente. On egin!

Ingredientes Receta de calabacín gratinado con tostada de ajo:

 

• 5 rodajas de pan
• 1diente de ajo
• 1 calabacín
• 150 g de tomate frito
• 15 g de queso Idiazabal rallado
Aceite de oliva virgen extra
• Sal y pimienta
• Tomates cherry

Elaboración Receta de calabacín gratinado con tostada de ajo:

El primer paso es lavar los calabacines y cortarle las dos extremidades. Una vez hecho esto, cortamos el calabacín en láminas y las echamos a una sartén con aceite de oliva virgen extra. Los doramos y les damos la vuelta para hacer exactamente lo mismo del otro lado.

Procedemos a cortar los tomates cherry por la mitad. Picamos el ajo. Tomamos una fuente de horno y en ésta colocamos los calabacines, les ponemos un poco de sal y pimienta y le ponemos por encima en ajo y el perejil, el tomate frito, los tomates cherrys y el queso Idiazábal rallado.

Encima de estos ingredientes ponemos las rodajas de pan, intentando cubrir toda la base. Le vamos a echar un chorro de aceite de oliva por encima y lo horneamos todo por unos 20 o 25 minutos a 180 grados hasta que el pan se dore. Para servir, volteamos los ingredientes y los servimos en un plato. Es decir, el pan tiene que quedar por debajo y los calabacines por encima.

Consejo: Como tip, puedes decorar las tostadas o pintxos con otro poquito de queso  Idiazabal rallado por encima.