En verano no hay nada mejor que una rica ensalada, ya que con esta temperatura entra muy bien y, además, su contenido suele ser muy nutritivo e hidratante. En esta ocasión os traemos una deliciosa ensalada de tomate con queso de cabra que seguro os encantará.

El tomate es un excelente alimento para la época del verano, ya que nos hidrata y nos ofrece múltiples propiedades beneficiosas para nuestra salud. El queso de cabra le da un toque diferente a esta ensalada de tomate, con el cual hace una excelente combinación. Al ser una ensalada con pocas calorías, es además ideal para esas personas que están buscando bajar de peso.

Ingredientes

Elaboración

En esta ensalada una de las cosas más importantes es el aliño, ya que le dará ese toque especial. Es por ello que será lo primero que vamos a elaborar para que, de esta manera, los sabores se mezclen los unos con los otros. En primer lugar, procederemos a pelar y abrir el diente de ajo, lo cortaremos en pequeños trozos y lo echaremos ya sea a un mortero o algún electrodoméstico que nos ayude a triturarlo.

Una vez bien machacado el ajo, vamos a añadir el resto de los ingredientes para nuestro aliño: el vinagre, la sal, el tomillo y el aceite de oliva. Si uno quiere también puede añadir más ingredientes al aliño, esto será ya al gusto de cada uno. También le podemos echar un poquito de agua al aliño para suavizarlo un poco ya que queda un poco compacto.

El siguiente paso es emplatar la ensalada. Para ello, procederemos a cortar los tomates, te lo recomendamos hacer en gajos. Haremos lo mismo con el queso, en cuñas. Pondremos ambos ingredientes en una fuente de ensaladas, alternando los gajos de tomate y las cuñas de cabra. Después, trocearemos las nueces y las espolvorearemos por encima del queso de cabra y el tomate. El último paso será remover el aliño y echarlo por encima de la ensalada.