Las guindillas o langostinos de Ibarra tienen características que las hacen únicas. Por un lado, tienen una piel muy fina y una carne muy tierna que no contiene mucho picor. Su color es verdoso tirando al amarillo y su sabor es suave. Se trata de un manjar exquisito que ha obtenido el sello Eusko Label. Hoy os traemos una receta diferente que seguro no habéis probado: una receta de revuelto de guindillas de Ibarra, ideal para una cena rica, fácil de preparar y llena de nutrientes que seguro te encantará.

Ingredientes:

Elaboración:

El primer paso es freír las guindillas de Ibarra, tal y como os contamos en esta receta de guindillas frescas fritas. Una vez hecho esto, apartamos las guindillas y procedemos a cortar finamente la cebolla. En la misma sartén con aceite donde hemos freído las guindillas echamos la cebolla para que se poche. Una vez pochada, echamos las guindillas (ya sin pedúnculo, la parte de arriba de la guindilla que no se come) y la sal. El siguiente paso es batir los huevos y echarlos a la sartén para hacer un revuelto. ¡Y listo! Una cena rápida y sencilla a la vez de deliciosa, on egin!

Recibe un codigo de 7% de descuento en tu primera compra
al suscribirte a nuestro blog recibiras el codigo en tu correo electronico
Marketing by