Debido a su ubicación estratégica, Tolosa desde siempre ha tenido una buena relación tanto con Navarra como con Aragón. Es por ello que desde la Edad Media ha podido disfrutar de privilegios económicos que han ayudado a formar su personalidad cultural y gastronómica.

Tras convertirse en paso obligado del comercio procedente de Aragón y Navarra, Tolosa ha tenido una gran influencia de los productos provenientes de secano como la almendra, esta influencia se puede apreciar incluso en la repostería tolosana actual.


No te puerdas


Las Mejores Recetas de Internet

Disfruta, disfruta y disfruta,  comer bien es un placer!

Después de la posguerra, Tolosa sufrió un gran desarrollo industrial, sobre todo en la industria papelera, y llegaron a la ciudad muchos emigrantes provenientes del territorio español. Entre estas personas se encontraba Julián Rivas, creador del asador Casa Julián de Tolosa.

Julián Rivas, originario de la Ribera Navarra, comenzó a ofrecer productos simples en su asador, como: espárragos y carne de buey a la brasa y pimientos del piquillo confitados a la brasa. Para el postre, le pidió a su amigo Luís María Eceiza, dueño de la Pastelería Eceiza creada en 1924, un producto que fuera característico de Tolosa y fácil de elaborar. Es así como se crearon los ya reconocidos “Tejas y Cigarrillos de Tolosa”.