La receta de hoy es una tortilla de bacalao al estilo sidrería para que la acompañes con un chuletón de primera y una buena sidra vasca. Se trata de una receta sencilla de hacer pero que nos trasladará a las sidrerías vascas, un placer para todos los sentidos. Te recomendamos acompañar con el mejor chuletón, el tradicional corte de carne de la gastronomía vasca, y, cómo no, nuestra sidra natural del País Vasco, todo un manjar para los que nos gusta el buen comer.

El típico menú de sidrería del País Vasco consta de la tortilla de bacalao, bacalao frito con pimientos, el chuletón vasco y, de postre, queso Idiazabal con dulce de manzana o membrillo y nueces. Todo ello, acompañado con la sidra de temporada y un buen pan. On egin!

Ingredientes (para 8 personas):

  • 12 huevos
  • 800 g de bacalao desalado
  • 4 cebolletas grandes
  • 2-4 ajos
  • 2 puerros
  • 2 puntas de guindilla roja
  • aceite de oliva
  • sal
  • perejil picado

Elaboración:

En primer lugar, picamos las cebolletas y las pochamos en una cazuela con aceite de oliva virgen extra a un fuego suave.

Después, cortamos los puerros en juliana y los freímos en un cazo con un buen chorro de aceite de oliva virgen extra. Lo escurrimos y lo reservamos en un plato, aprovechamos para quitar la grasa sobrante con un papel absorbente de cocina.

A continuación, cortamos los ajos en láminas y las doramos en una sartén con aceite de oliva, también echamos ahí mismo las puntas de guindilla. Una vez dorados, procedemos a incorporar el bacalao. Una vez frito el pescado, espolvoreamos el perejil picado.

Tras esto, batiremos los huevos y los sazonaremos al gusto. Echamos el bacalao previamente frito, la cebolla, el puerro frito y el perejil a los huevos. Mezclamos bien todos los ingredientes y elaboramos una tortilla que nos quede jugosa por dentro. Aunque esto último puede hacerse al gusto del comensal.