Luisja Oregi y su familia en el año 2009 abandonaron la vida industrial para trasladarse al caserío de Beizama.

La bodega o txakolindegi Urkizahar se situa en el corazón de Gipuzkoa. Es el viñedo a más altura del nivel de mar, entre 350-450 m. de altitud se encuentran sus terrenos.


Bajo el concepto de micro viña, el txakolí ecologico elaborado en el caserío de Beizama, pretende resucitar la agricultura rural de Gipuzkoa, impulsando un compromiso ético con el ecosistema que lo rodea.
El cultivo y la recolección del viñedo se realiza mediante la utilización óptima de recursos naturales protegiendo el medio ambiente, de una manera sostenible y equilibrada con la naturaleza.

Se prescinden de utilizar medios externos con efectos contaminantes utilizando técnicas de producción agraria ecológica. Los fertilizantes químicos, pesticidas, y organismos alterados genéticamente no tienen cabida en la producción del txakolí en el caserío Urkizahar.