Rioja Alavesa es una comarca eminentemente vitivinícola, situada dentro del marco de actuación de la zona climática Atlántico-mediterránea, lo que garantiza el sol y el agua en cantidad suficiente y bajo la protección de la Sierra de Cantabria que la protegen del clima cantábrico (vientos del noroeste, fríos y húmedos). Sus viñedos están localizados en pequeñas parcelas, mayoritariamente ubicadas en laderas con orientación sur (“cara soles”).

Estas dos situaciones unido al hecho de que cerca del 90% del varietal que se produce en Rioja Alavesa, es el excelente tempranillo, con un ciclo vegetativo corto y adelantada maduración, provocan una optima maduración de la baya.


No te puerdas


Las Mejores Recetas de Internet

Disfruta, disfruta y disfruta,  comer bien es un placer!

Un suelo arcilloso – calcáreo, pobre, se traduce en un rendimiento medio moderado entorno a los 6 mil kg uva/Ha., lo que de alguna manera garantiza una vitivinicultura de gran calidad.

De otro lado, un factor que no puede olvidarse, unos viticultores y vinicultores con larga tradición familiar, adaptados a los tiempos y cada vez más cualificados, con
un mayor conocimiento técnico de la viña y el vino, y de las nuevas tecnologías que aplican a su trabajo.