Varios rincones del País Vasco se llenan de fiestas patronales con la llegada de San Juan, barrios, localidades, etc. acogen diversos rituales que han permanecido a lo largo de los años y, por supuesto, múltiples hogueras que llenan los montes de luz. Es muy común que en las plazas coloquen el árbol de San Juan para después prenderle fuego.

La noche del 23 al 24 de junio, la noche más corta del año en el hemisferio norte, se ha celebrado y se sigue celebrando la llegada del verano, ritual conocido como el solsticio de verano. Como dato curioso, San Juan Bautista es el santo más celebrado de Europa. Las celebraciones del solsticio de verano son de origen pagano y han perdurado hasta nuestros días. Significa el triunfo de la luz sobre la oscuridad y la creencia asegura que las cenizas tienen el poder de curar las enfermedades de la piel y que es necesario saltar un mínimo de tres veces en la hoguera para tener un buen año.

En Gipuzkoa, son destacadas las localidad donde se celebran los San Juanes y, por ende, donde se realiza este ritual: Andoain, Tolosa, Hernani, Eibar, Arrasate-Mondragón, son algunos ejemplos. En Eibar, por ejemplo, se llevan a cabo numerosas actividades aparte del tradicional fuego de San Juan: hay conciertos, pasacalles, competiciones deportivas, espectáculos de danza, talleres infantiles y mucho más. En Tolosa, por su parte, podemos encontrar un programa de actividades muy variado, entre otras, el desfile de los txistularis, bordondantzaris, escopeteros, Banda de Música, etc.

En Araba, destaca la celebración de Laguardia: un personaje llamado “cachimorro” desfila en frente de los danzantes con sus coloridas ropas. Todos caminan hacia la plaza del pueblo, junto al alcalde y regidor síndico. Ahí se desciende la bandera de Laguardia que, después, se establece en frente de la Virgen del Pilar. Esta ceremonia se conoce como la tremolación de la bandera. Otros municipios de Araba donde también se celebra San Juan son: Amurrio y Agurain-Salvatierra.

En Bizkaia son también múltiples los municipios que festejan a San Juan Bautista. Las fiestas más destacadas son las de Leioa, donde se realiza una multitudinaria hoguera, un aquelarre, conciertos y txoznas; Muskiz, donde destacan las verbenas, conciertos, concursos, etc. Otros son Getxo, Sopelana, Bermeo, etc.

En las famosas cuevas de Zugarramurdi en la noche del 23-24 de junio se celebra un Akelarre, fiesta donde las “sorgina”-s (brujas) bailan al sonido de la txalaparta, un instrumento ancestral del País Vasco, hasta que llegan los “zanpantzar” sonando sus cencerros con la finalidad de ahuyentarlas.