A partir de las 10.00 horas, los catadores comenzarán la búsqueda de la mejor joya gastronómica entre los cuarenta quesos participantes, elaborados exclusivamente a partir de la leche de las ovejas latxa y karrantzana. «Los quesos que se presentan tienen un control riguroso y además desde hace tres o cuatro años los pastores decidieron hacerse más estrictos y cuando presentan un lote en un concurso no lo presentan más», señaló ayer Mirian Molina, gerente del Consejo Regulador de la denominación de origen Idiazabal.

Y mientras el jurado decide cual es el mejor, los vitorianos y visitantes que acudan a la céntrica plaza disfrutarán de otras actividades, como una feria de venta de quesos, de otros productos ecológicos alaveses, txakoli y vinos de Rioja Alavesa. Niños y mayores disfrutarán en un taller de elaboración de queso a cargo de diferentes pastores y los más curiosos podrán conocer los parámetros que se siguen a la hora de realizar las catas con el experto catador Joserra Agiriano que utilizará para la ocasión queso, cecina, chorizo de oveja y gazta zaharra. Para saciar el apetito que a muchos les entrará, colaboradores de Slow Food Araba se encargarán de cocinar diferentes alimentos.

Asimismo, en el evento se hará entrega de los premios Kaiku 2011 que distinguen a un pastor destacado y a diferentes entidades colaboradoras y defensoras de la filosofía Artzai Gazta, que en la actualidad agrupa a 115 socios.

En noviembre

Pero las propuestas no acaban aquí. El queso seguirá siendo protagonista en Vitoria durante las próximas semanas. Hasta el domingo, se podrá degustar en bares del casco antiguo productos de diferentes queserías y desde el lunes hasta el 6 de noviembre, locales del centro prepararán exquisitos pintxos elaborados con queso Idiazabal y pequeños platos con los finalistas del concurso. Además, del 1 al 25 de noviembre, el restaurante de Artium ofrecerá un menú diario basado en esta materia prima. Se trata, tal y como apuntó Puy Arrieta, presidenta de Artzai Gazta, de una oportunidad única para conocer estos productos y acercarse a la realidad de cada pastor.