ZerB nace hace tres años con la intención de crear una cerveza artesanal para el País Vascolos vascos. Lo nombraron ZerB y quisieron crear una receta elaborada mediante la participación de las personas autóctonas.

Uno de los planteamientos de ZerB fue el siguiente: siendo la cerveza uno de los productos más consumidos (también en Euskal Herria), ¿por qué no producir una cerveza elaborada en el País Vasco con los ingredientes producidos aquí?

Con esta filosofía nace este proyecto cuya producción se realiza en Vitoria-Gasteiz, las maltas son de Nafarroa, las botellas de Laudio, etc. De esta forma comenzaron el proyecto, siempre utilizando el euskara como primer idioma.

Por ahora, tienen una sola receta: ZerB, cuyo sabor proviene de los taberneros y Centros Vascos que se encuentran alrededor del mundo, desde Sydney hasta El Salvador. Se trata de una receta salida de los propios habitantes para los mismos habitantes.

Uno de las características especiales de esta cerveza es que se trata de una cerveza artesanal, es decir, producida de forma natural, sin inyectar gas, sin conservadores ni colorantes artificiales ni otros químicos. Una cerveza elaborada con las mejores materias primas, con un porcentaje pequeño de malta de trigo.

ZerB se produce de manera natural y tradicional, es una cerveza hecha por personas y no por máquinas. Para obtener esta cerveza de calidad, se necesitan estas etapas:

Creación del mosto
Se denomina “mosto” al caldo derivado de la cocción de las maltas (cereal tostado) con agua. De esta manera se consigue que los almidones se vuelvan azúcares que luego se convertirán en alcohol y se tenga un caldo para fermentar. En esta etapa se añade el lúpulo, planta que aporta la amargura característica de la cerveza.

Fermentación
Tras añadir la levadura, se fermenta el caldo a unos 17° C. Los azúcares se convierten en alcohol, se mide la densidad del caldo para asegurar los 5,3% que posee el ZerB.

Maduración
Tras la fermentación se madura la cerveza, este proceso tarda unas 4-5 semanas y se realiza en depósitos en los que las mismas levaduras generan el gas que tendrá la cerveza y le da la chispa en el paladar. Esto se diferencia de las cervezas industriales a las cuales les inyectan carbónico artificialmente y, así, comercializarlas antes.

Fabricación
Cuando está lista la cerveza, se procede al embotellamiento y etiquetado. La cerveza de ZerB no es filtrada ni pasteurizada para que, de esta manera, mantenga sus propiedades degustativas y nutritivas.