HORARIO ATENCIÓN
L-V 9:00 A 19:00

Share on Google+

Queso de cabra curado 1,6 kg. LOKATE

Queso de cabra curado 1,6 kg. LOKATE

Más vistas

Disponibilidad: Fuera de existencia

36,30 €

En el precioso pueblo de Aia, a un paso de Donostia y Zarautz, donde las cabras pastan libremente en el extenso municipio rural situado cerca de la costa. Dentro de sus límites se encuentra el Parque Natural de Pagoeta.

Alimentamos con pienso natural, maíz, alfalfa y hierva seca. 

El queso es de leche cruda de cabra, graso, con un toque algo picante. Delicioso.

Información adicional Queso de cabra curado 1,6 kg. LOKATE

Marca Lokate
Provincia de procedencia Gipuzkoa
Comarca de procedencia Urola-Kosta
Población de procedencia Aia
Ingredientes leche cruda de cabra
Sistema de envasado Envasado al vacío
Recomendaciones de conservación Mantener en lugar fresco y seco
Peso Aprox. 1,6 kg.
Formato Entero

Detalles

Es un queso madurado, elaborado con leche cruda de cabra. Se cuida mucho la elaboración, y se aplican en ella toda la experiencia y mimo que usan los productores autóctonos del País Vasco.

El queso de cabra no es el de mayor producción. Por ello es un tesoro culinario y gastronómico que se cuida con mucho esmero.

El resultado es delicioso y de gran calidad.

Éste queso se clasifica dentro de los quesos grasos. La corteza es amarillenta y el interior blanco. El aroma y el sabor son intensos con un toque algo picante.

Algunos consejos

Las recetas con queso de cabra se han multiplicado en los últimos años. Entre las creaciones gastronómicas que nos permite están las tapas sencillas con tostas e ibéricos u otros ingredientes.

Son muy sencillos los pinchos de queso de cabra y pimientos caramelizados. En una sartén con un poco de aceite de oliva vertemos los pimientos rosjos del piquillo. Los calentaremos 3 minutos por cada lado.

Verteremos dos cucharadas de azúcar moreno, por cada una de las caras de los pimientos y lo dejamos deshacerse con los pimientos. Retiramos y dejamos enfriar.

Después cortaremos el queso de cabra y lo pondremos encima del pan. Por último, colocaremos un pimiento encima. Puede acompañarlo con un vino tinto. Sencillísimo y sustancioso.