info@dastatu.com

Viola 15-20 ud. aroa

Viola 15-20 ud. AROA

Doble click en la imagen para abrir/cerrar

Alejar
Acercar
Más vistas
  • Viola 15-20 ud. AROA
  • Viola 15-20 ud. AROA detalle

Disponibilidad: En existencia

5,00 €

Producto refrigerado. Transporte en frío

La viola o violeta es una plantea herbácea con hojas en forma de corazón y pequeñas flores de varios colores.

Información adicional Viola 15-20 ud. aroa

Marca Aroa
Provincia de procedencia Gipuzkoa
Comarca de procedencia Urola-Kosta
Población de procedencia Getaria
Tipo de transporte Refrigerado
Productor Aroa S.C.
Presentación Tarrina termosellada
Caducidad 8 días
Temperatura de conservación 0ºC-4ºC
Capacidad 15-20 ud.

Detalles

La violeta es una planta herbácea que en época de floración produce pequeñas flores que pueden ser de varios colores: azul intenso, morado claro, violeta, púrpura, blancas o amarillas. Empiezan a aparecer al final del invierno y anuncian la primavera.

Además de usarse para formar parte de la decoración de jardines, se utiliza en el mundo de la gastronomía. Las flores de la violeta son comestibles y se pueden usar para la confección de ensaladas, dulces y licores. También pueden cristalizarse y formar parte de dulces elaborados.

Las flores son cada vez más utilizadas en la alta gastronomía,  aunque resulta algo muy habitual en países como Tailandia. También es muy frecuente en la cocina tradicional mejicana y en la española se está introduciendo con fuerza esta tendencia, tanto en platos salados como en dulces. La cocina iraní utiliza con profusión el azafrán, y en la India y países asiáticos también es frecuente el uso de diversas flores. En América se utiliza como ingrediente en sopas y tortillas.


Algunos consejos

Podemos dar un sencillo uso a las violetas, además de resultar muy atractivo en la mesa y muy dulce. Se trata de las violetas azucaradas. Para ello, además de las flores, utilizaremos una clara de huevo y azúcar moreno. Primero pintaremos las flores con la clara de huevo y las cubriremos con el azúcar.

Después las dejaremos durante 24 horas reposando en un lugar fresco, seco y ventilado. Podremos consumirlas transcurrido ese tiempo o cuando queramos, solo tendremos que conservarlas en un frasco hermético.